VISITA VALLIRANA Y ALREDEDORES

Vallirana está situada al oeste de la comarca del Baix Llobregat, con una extensión de 23,93 kilómetros cuadrados. Con un relieve accidentado y una pendiente media superior al 20%, cuenta con un gran número de cavidades y cuevas que ya fueron habitadas en época neolítica, como la Cova Bonica de interés histórico, y de otros varios elementos patrimoniales, el molino de Can Batlle, masía adaptada como Museo y Centro de Interpretación del Patrimonio, o los Molinots de la Llibra, dos torres medievales actualmente integradas dentro de una moderna urbanización.

Vallirana está situada al oeste de la comarca del Baix Llobregat, con una extensión de 23,93 kilómetros cuadrados. Con un relieve accidentado y una pendiente media superior al 20%, cuenta con un gran número de cavidades y cuevas que ya fueron habitadas en época neolítica, como la Cova Bonica de interés histórico, y de otros varios elementos patrimoniales, el molino de Can Batlle, masía adaptada como Museo y Centro de Interpretación del Patrimonio, o los Molinots de la Llibra, dos torres medievales actualmente integradas dentro de una moderna urbanización. Vallirana siempre ha sido lugar de paso. Por eso los romanos se establecieron en la villa Valeriana, de donde proviene el nombre. Cabe destacar la Capilla de San Silvestre, un edificio prerrománico documentado en el año 904, y la de San Francisco de Asís, ubicada en las instalaciones de una casa, que recuerda que el Santo durmió en 1211, cuando iba al monasterio de Poblet. La construcción de una carretera a mediados del siglo XVIII transformó Vallirana de un conjunto de masías dispersas y favoreció la construcción de casas a ambos lados de la nueva carretera, con hostales y fondas que albergaban a los viajeros y carreteros que llevaban el trigo a moler en el molino de Can Batlle. Hasta los años 60, el tejido urbano se extendía sólo a lo largo de la carretera y el censo era de 1.500 habitantes. En el resto del término existían unas cuantas casas y sus propietarios se convirtieron en los generadores de las actuales 17 urbanizaciones, con casi 6.000 parcelas y más de 100 kilómetros calles.

La situación geográfica privilegiada, el relieve caprichoso, abrupto y pintoresco, el clima mediterráneo y la adecuada ubicación y proximidad, en el suroeste del Garraf, pequeña franja costera entre Sitges y Cubelles y al oeste del Alt Penedès, Capital la Viña, del Vino y del Cava, Valllirana es destino para visitar y explorar, idónea para todas aquellas personas que les guste la naturaleza.

SALIDAS GASTRONÓMICAS

Restaurant El Lledoner

ENOTURISMO

DEPORTE Y OCIO

ENTORNO NATURAL

imagen